Menu

Cómo ser un líder inspirador.

Es importante tener claro que existe una diferencia abismal entre ser un jefe y ser un líder. Un líder es aquella persona que encabeza, dirige y motiva a un grupo de personas, sin imponer sus propias ideas. El liderazgo no tiene que ver con la posición jerárquica; mientras que el jefe es la persona que tiene autoridad o poder sobre un grupo de personas.

El liderazgo inspirador es capaz de motivar a las personas, fomentar el desarrollo de los empleados y crear un clima laboral favorable. Factores sumamente importantes para contar con un equipo de trabajo estable y fuerte.

Más allá de las cualidades que un líder nato puede tener (carisma, inteligencia, personalidad, etc…), existen otras que se pueden aprender o mejorar para lograr ser un líder inspirador y transformador. En Human API nos dimos a la tarea de reunir las cualidades más importantes y a continuación, las presentaremos.

-Liderar con el ejemplo.

Normalmente, las personas que más nos inspiran, son aquellas que vemos cómo luchan contra cualquier adversidad, que salen adelante trabajando duro o que cumplen sus metas. Todas estas personas probablemente estén inspirando sin siquiera saberlo, y todas estas personas, tienen algo en común: predican con el ejemplo. Un líder inspirador no se limita a solo dar discursos motivacionales, sino que es un ejemplo de cómo llevar a la práctica sus ideas y palabras.

-Mantienen una actitud positiva y una visión optimista.

Independientemente de las situaciones que se presenten, un líder se caracteriza por ser entusiasta y buscar soluciones a los problemas, en lugar de quejarse. Esta actitud positiva, se refleja incluso en su lenguaje. Debemos recordar lo poderosas que son nuestras palabras, así que practicar el positivismo en nuestras palabras y acciones, seguro nos llevará lejos.

-Trabajan con el potencial de su gente.

Todos tenemos cualidades diferentes y todos nos desenvolvemos mejor en algún área en específico. Un buen líder lo sabe y hará que todos brillen. Hará que des lo mejor de ti para que de esta manera, todo el equipo se beneficie de tus capacidades, al mismo tiempo que nos beneficiamos de las capacidades de otros. Es un ganar-ganar y una manera maravillosa de inculcar el trabajo en equipo y un clima laboral favorable.

-No dejes de leer: “tips para generar ideas creativas en el trabajo”.

-Generan confianza.

Un líder inspirador genera confianza al ser coherente y tener congruencia con lo que dice y lo que hace, al trabajar de la mano con sus colaboradores y al ser auténtico. La confianza es un punto muy importante y solo se puede lograr si se cumplen con los puntos anteriores.

No cabe duda que ser un líder que inspira, hará que el equipo de trabajo sea sumamente fuerte y estable. Por ello es importante preocuparse porque la persona que está al mando no solo sea jefe, sino que tenga cualidades de líder.

Tips para hablar en público.

Hablar en público no es cosa fácil para la mayoría de las personas que habitamos el planeta. Pues según estudios, el 75% de la población mundial padece algún miedo al hablar frente a un público. Y la verdad, es algo que no podemos evitar, pues alguna vez en la vida, nos veremos en la necesidad de hacerlo. Ya sea frente a una gran cantidad de personas o frente a nuestros compañeros del trabajo, clientes, o jefes, hablar en público es esencial para desarrollarse en el mundo laboral. Por esta razón, en Human API creemos que es importante facilitarte algunas herramientas que te puedan ayudar a controlar ese pánico de hablar frente a un público.

¿Qué nos sucede al hablar en público?

El miedo a hablar en público produce diversos efectos desagradables que pueden llegar a afectar los resultados de nuestras presentaciones, exámenes o discursos.

Los síntomas más habituales son: poca claridad mental, temblores de voz, temblores de manos, sudoración, tartamudeos, entre otros…

¡No te preocupes! todo tiene solución, presta atención a los tips que te presentamos a continuación, llévalos a la práctica y nota cómo poco a poco tu habilidad para hablar en público mejora. Recuerda existen un sinfín de habilidades que podemos mejorar con la práctica. Aquí te dejamos un blog para que descubras más.

-No juzgarse. 

Lo importante no es la persona, sino el discurso. Seguramente el público, ni siquiera va a observar o evaluar al orador, lo que ellos harán, será escuchar un discurso. Por ello, lo importante es lo que se transmita y aporte al público.

-Ignorar los nervios.

Es normal sentir nervios. El organismo se activa por medio del aumento del ritmo cardíaco, sudor en las manos, temblor, etc. No pasa nada, simplemente el organismo se está activando para poder hacer frente a un desafío. El ritmo cardiaco aumenta porque nuestro corazón bombea más rápido para mandar sangre a todo el cuerpo y la respiración se acelera para proporcionar oxígeno. Nuestro cuerpo se está preparando para un desafío, no tiene caso prestarle atención extra a estos síntomas, no nos enfoquemos en ello.

-Aprender técnicas de respiración y relajación.

Nada mejor que aplicar técnicas de respiración y relajación cuando nos sentimos abrumados. Esto es algo que podemos hacer 5 minutos antes de comenzar a hablar. La técnica 4-7-8 es muy efectiva: Inhalas por 4 segundos, mantienes el aire por 7 segundos y exhalas por 8 segundos. Realizar esto entre 4 y 8 ciclos, será de mucha ayuda. Una técnica más sencilla, es la respiración Sama Vritti, en donde vamos a inhalar por 5 segundos y exhalar por 5 segundos. Si conoces alguna técnica de meditación, no dudes en aplicarla.

-Visualizar.

Algunas veces el cerebro puede no distinguir entre la realidad y la imaginación. El poder de la mente es muy grande, por ello es bueno imaginarnos a nosotros mismos (con el mayor detalle posible) hablando frente a la audiencia, dominando el tema, seguros y hablando fluidamente. Probablemente esto nos suene raro, pero es realmente eficaz.

-Dominar el tema.

Conocer a fondo el tema del que vamos a hablar nos da una mayor confianza, por ello es importante que estudiemos bien y tengamos amplio conocimiento del tema que se hablará en público.

-Ser natural.

Ser nosotros mismos nos puede hacer sentir mucho más cómodos e incluso podemos llegar a tener una mejor interacción con el público. Utilizar un vocabulario comprensible con el que nos sintamos cómodos, mantener nuestra esencia y hasta nuestro sentido del humor puede ser muy favorable para nosotros.

Como puedes ver, realmente son muchas las herramientas que podemos utilizar para controlar nuestros nervios. Recuerda: es normal sentir nervios, pero no hay que permitirnos paralizarnos o que esto se convierta en una verdadera pesadilla.

Cuéntanos en los comentarios tú cómo has manejado tu miedo al hablar en público.

Tips para generar ideas creativas en el trabajo.

La creatividad no es algo con lo que se nace o no. La creatividad funciona igual que un músculo que debemos ejercitar a diario. Y como en todo, existen métodos que podemos aplicar para mejorar o potencializar nuestra creatividad. 

De igual manera, es posible que seamos mucho más creativos para ciertas cosas, por ejemplo: a la hora de hacer de comer, en las manualidades o hasta en nuestra manera de vestirnos. Pero probablemente cuando se trata del trabajo, podemos sentir que nuestra creatividad está “estancada”. Es por ello que en Human API nos dimos a la tarea de traerte los mejores tips para que logres generar ideas super creativas en el trabajo.

A muchos nos ha tocado estar en una junta en donde se pide lluvias de ideas para un objetivo en específico y pareciera que la mente se nos bloquea o incluso aunque tengamos algunas ideas, no queremos decirlas porque nos suenan tontas o muy sencillas… ¡No te preocupes, con estos tips, aprenderemos que NO hay ideas tontas!

El ambiente debe ser relajado y un tanto permisivo.

Como lo dijimos anteriormente, muchas veces al sentir esta “presión” de tener que generar nuevas ideas, nos podemos bloquear. Para evitar eso, el tener un ambiente relajado, en donde nos sintamos cómodos con las personas que estamos y sabiendo que lo que vamos a decir no será criticado, es sumamente importante y uno de los primeros puntos que se debe tener en cuenta al momento de tener este tipo de juntas.

Todos debemos estar dispuestos a decir ridiculeces y escuchar a los demás.

No hay malas ideas, en una lluvia de ideas, todo lo que se te ocurra es bienvenido, debemos ser consciente de ello. Las mejores ideas muchas veces surgieron de ideas que parecían absurdas, por ejemplo, la idea de Alex Tew, quien para pagar su matrícula tuvo la idea de crear una página web con 1 millón de pixeles y vender cada uno por 1 dólar, ofreciendo al comprador incluir cualquier imagen o logotipo y un link a su sitio. Para crearla, solo invirtió $50 dólares y a los pocos meses, vendió todos los pixeles. Así que lo mejor que podemos hacer, es externar absolutamente todas las ideas que nos vengan a la mente.

Relájate, no te presiones.

Sabiendo que cualquier idea es buena, nos será más fácil liberarnos de la presión que podamos llegar a sentir. Y esto es sumamente importante, pues el sentir mucha responsabilidad por generar ideas creativas, puede llegar a inhibirlas.

Como lo ves, relajarnos, sentirnos cómodos y decir todas las ideas que nos llegan a la mente, nos ayudará a generar ideas creativas mientras estamos en el trabajo. No te lo tomes tan en serio, ¡son solo ideas! y todas son válidas.

Coméntanos en los comentarios si tienes algún método en específico que sientas que te funciona a la hora de tener que ponerse creativo en el trabajo.

Factores que afectan el rendimiento laboral.

El rendimiento laboral se define como: una función de la capacidad y motivación del trabajador (Moorhead y Griffin, 1998). 

Como todos sabemos, son muchos los factores que nos pueden afectar el rendimiento laboral. Desde problemas relacionados con el trabajo, hasta factores relacionados con nuestra vida personal o cosas que simplemente están fuera de nuestro alcance.

Como empresa, es importante prestar atención a qué es lo que está afectando el rendimiento de nuestros colaboradores. Pueden ser desde factores personales, en los que tal vez podamos dar apoyo de alguna manera, hasta factores que tienen que ver 100% con la empresa. El tener claros estos factores, nos puede ayudar a generar mejores condiciones de trabajo, dando como resultado, un equipo de trabajo con excelente rendimiento laboral.

A continuación, te presentamos algunos factores que pueden afectar el rendimiento laboral. Presta atención e identifica en cuáles puedes aportar algo para mejorar como empresa.

-La motivación. 

Factor clave. Pues quien no se  siente motivado, simplemente le costará mucho trabajo dar lo mejor de sí. La motivación puede venir de diferentes lados, pues puede que dependa de uno mismo y se tendría que realizar un trabajo personal. O puede ser que dependa de la empresa en la que se trabaja; donde las personas no se sientan valoradas por su trabajo y debido a esto, les cueste más elaborarlo satisfactoriamente.

-Ambiente laboral.

Trabajar en un lugar en donde no te sientes cómodo,es prácticamente imposible, o al menos, muy difícil. Incluso si amas tu trabajo, un ambiente laboral que no te de tranquilidad, puede hacer que tu rendimiento baje considerablemente. Es importante que las empresas realicen encuestas periódicas de clima laboral para saber en dónde se encuentran las áreas de oportunidad, poder trabajar en ellas y tener un mejor ambiente. Con ello, pueden crear sinergias a través del trabajo en equipo.

-Jornadas laborales.

Los horarios también son un factor determinante. La idea de que por trabajar más horas, serás más productivo es falsa. Pues el cansancio puede producir bloqueos mentales que pueden dañar la efectividad. Como empresa, es importante plantearse el tema de los horarios y tener mayor flexibilidad o incluso reducción en las jornadas laborales. De igual manera, se ha comprobado que hacer homeoffice, incluso aumenta la efectividad laboral, por lo que muchas empresas se han ido por esta opción.

Es importante que los colaboradores se sientan a gusto en el lugar donde trabajan. Pues esto hará que su rendimiento laboral sea mejor, al igual que su efectividad. Es cierto que existen muchos factores que pueden influir en el rendimiento laboral, incluso factores personales. Pero también es cierto que la empresa puede apoyar el bienestar de las personas al crear un ambiente propicio para trabajar.

Tips para trabajar bajo presión.

No es un secreto que vivimos en un mundo sumamente competitivo. Pues actualmente, no basta con tener un título universitario. Más allá de la experiencia académica que se pueda tener, ahora las empresas también buscan a profesionales que sean capaces de adaptarse a los cambios, soportar el estrés y trabajar bajo presión.

Por otro lado, también es cierto que no todas las personas “funcionamos igual”. No todos tenemos la capacidad de trabajar bajo presión y mantener un mismo ritmo de eficiencia. Sin embargo, podemos aprender a gestionar el estrés y tener una mejor organización tanto en nuestra vida personal como laboral para cumplir los objetivos.

Expertos en recursos humanos, opinan que trabajar bajo presión puede optimizar la actividad de la persona y gracias a esto, aumentar su productividad. Sin embargo, sabemos que no todos somos iguales y si la persona no puede soportar este ritmo de trabajo, su nivel de estrés y cansancio aumentará y su rendimiento disminuirá.

Es por ello que en Human API  nos dimos a la tarea de reunir tips que te pueden ser muy útiles a la hora de trabajar bajo presión.

-Prioriza.

Es muy importante distinguir qué cosas son importantes y para “pronta entrega” y cuáles pueden esperar tal vez un poco más. Para de esta manera, siempre comenzar a trabajar en lo importante.

-Organizar el tiempo.

Una vez que priorizaste tus tareas, puedes organizar el tiempo de una mejor manera. Te recomendamos realizar las cosas importantes en la mañana, cuando la creatividad y productividad son mayores.

-Escribir recordatorios.

Utilizar una agenda te resultará maravilloso. Puedes anotar en ellas todos los pendientes que tienes y organizarlos por día. También, una muy buena idea es ocupar Post it para escribir las tareas más importantes del día o semana y tenerlos a la vista. Una vez realizada dicha tarea, nos podemos deshacer del Post it. O incluso, si eres un crack en la tecnología, un recordatorio en el celular para esa tarea importante que tienes que realizar, es una opción perfecta.

-Delegar.

Una herramienta muy importante y que por alguna extraña razón, pocas veces hacemos uso de ella. Apóyate de tus compañeros de trabajo, recuerda que el trabajo en equipo divide el trabajo y multiplica resultados.

-Organización.

Y no solo en el tiempo, sino también en tus actividades, en tu área de trabajo y hasta en los archivos de tu computadora. El saber en dónde están las cosas, qué tareas se tienen que realizar, tener un horario para realizarlas y el simple hecho de no tener contaminación visual, te hará sentir paz y te aseguro que ahorrarás muchísimo tiempo.

– Descansa.

Asegúrate de dormir al menos 7 horas diarias. Tu salud siempre será lo más importante. Disfruta de los descansos para balancear tu vida y esto se pueda ver reflejado en tu productividad y eficacia laboral, pues sin duda el buen descanso repercutirá en tu estado de ánimo y te ayudará a tener un mejor manejo de emociones. Date la oportunidad de desconectarte completamente de la oficina cuando estés descansando.

-Realiza actividades físicas.

La presión causa tensión. Por ello es muy importante realizar ejercicio antes o después de tu jornada laboral, pues te permitirá liberar tensión, distraer tu mente y tener una mejor salud física y mental.

-Haz ejercicios de relajación.

Los ejercicios de respiración y la meditación ayudan muchísimo a mantener el control, relajarte y enfocarte. No dudes en hacerlos cuando sea necesario, incluso si estás a la mitad de un trabajo.

Como ves, es posible trabajar bajo presión si sabemos hacer uso de herramientas que ya tenemos, pero tal vez no hemos puesto en práctica. Es muy importante tener un balance en nuestra vida profesional y personal para rendir de manera adecuada y eficaz.

Cuéntanos en los comentarios cuáles son los métodos que ocupas para lograr trabajar bajo presión.

Cómo crear sinergias a través del trabajo en equipo.

El término sinergia proviene del griego «synergo», significando etimológicamente «trabajando en conjunto». 

Es cierto que trabajar en equipo puede llegar a ser complicado, pero también es cierto que si se logra una sinergia dentro del equipo, se pueden tener mejores y más rápidos resultados que si trabajamos individualmente.

El primer paso para lograr esta sinergia y probablemente, el más importante, es conocer a cada integrante del equipo: sus fortalezas, áreas de oportunidad, características y cuál es su tipo según la metodología Human API. De esta manera, podemos ir armando poco a poco nuestro equipo de trabajo ideal o ajustarlo en caso de que sea necesario.

Muchas veces, se piensa que al trabajar con personas similares, la sinergia en el equipo será maravillosa, sin embargo esto no es forzosamente así. Es importante encontrar personas que se complementen al trabajar, aunque tengan métodos diferentes o hasta opiniones diferentes, al final lo importante será sacar mayor provecho a las fortalezas de cada uno de los miembros del equipo para lograr una unidad fuerte y estable.

Y la pregunta del millón:

¿Cómo trabajar en sinergia?

No hay una fórmula como tal, pero sí algunos tips que puedes incorporar y seguramente te ayudarán a conseguirlo.

Preguntar opiniones y sugerencias abiertamente.

Sobre todo al inicio de algún proyecto, es importante pedir las opiniones y sugerencias de las personas que conforman el equipo, escucharlas y hacer que todos los integrantes del equipo participen activamente e intercambien ideas entre ellos. Esto ayudará al intercambio de pensamientos, a conocerse mejor entre ellos y a constantemente generar nuevas propuestas para trabajar en ellas.

Planeación en conjunto.

Una vez que todos han aportado y las estrategias se han definido, habrá que poner a cargo a líderes de tareas (previamente identificados). Seguramente, el conocer el tipo(link) de los miembros de tu equipo, te ayudará a saber quién puede ejercer dicho rol de líder.

Llevarlo a la acción.

Durante esta etapa, el equipo ejecutará los planes que anteriormente se han estado trabajando. Es importante que cada miembro lleve a cabo acciones específicas en donde se sienta cómodo y seguro. De esta manera aportará al logro de los objetivos en conjunto.

Tal vez lograr sinergia en tu equipo no sea tan difícil si tienes a la gente adecuada en el puesto adecuado. Cuando todos están trabajando por un objetivo en común y tienen claro qué es lo que deben realizar para llegar a dicho objetivo, la sinergia llega sola.

Crecer con un niño asesor.

En Human API creemos que es importante conocer el “tipo” de tu hijo o de los niños con los que constantemente convives; pues será una herramienta muy valiosa a la hora de criarlos o simplemente al tratar con ellos. Cuando entiendes sus cualidades, actitudes, fortalezas y debilidades, podrás ser capaz de permitir que puedan sacar su mayor potencial y además crear una relación más fuerte y sana con el menor.

Los asesores.

Recordemos que los asesores son el 21% de la humanidad.

Los niños asesores tienen las mismas características que los asesores adultos (si no sabes a qué nos referimos, da clic aquí).

Estos niños son muy perceptivos, son capaces de darse cuenta de las necesidades que tienen los demás. Empatizan fácilmente con los demás y se adaptan fácilmente a cualquier situación.

Es muy importante hacer notar al niño asesor que a la hora de que nosotros les enseñamos algo, tienen toda nuestra atención y disposición. Esto puede marcar una verdadera diferencia en su vida y puedes crear un impacto muy positivo. Al niño asesor tienes que enseñarlo, tienes que dedicarle tiempo y llevarlo de la mano. ¡Y no te preocupes!, ellos disfrutan de aprender.

Los niños asesores están diseñados para comprender los sistemas, incluso los más complejos; están diseñados para saber y entender cualquier lenguaje. Por ello es importante estar enseñando al niño asesor constantemente, lo que sea, pues ellos gustan de aprender. Cuanto antes se le enseñe, mejor, pues pueden absorber muchísima nueva información desde muy pequeños. Ellos tienen esta capacidad y además el impulso dentro de ellos mismos para dominar los sistemas. Es para lo que están aquí.

Cuando tratas con un niño asesor, en tu día a día, es conveniente estarles invitando a realizar las tareas o actividades y reconocerlos constantemente por el desempeño realizado, pues ellos gozan de eso. 

Debemos recordar que no todos los niños asesores son iguales, algunos son totalmente “pensadores”, teniendo muy poca energía para construir, ejercitarse o hacer trabajo físico. Pero hay otros que tienen hasta 3 dimensiones consistentes que se convierten en motores, energizándolos gracias a su fuerza de voluntad, su inteligencia emocional o su impulso y resistencia. Aunque estas dimensiones no aportan energía sostenible por largos periodos de tiempo, pueden ser personas energéticas: bailarines, futbolistas o trabajadores de larga jornada. Así pues, es importante considerar que quienes tengan 0 o 1 motor, es de suma importancia que no se fuerce al niño especialmente cuando hablamos de actividad física. De igual manera, programarles una siesta entre actividades, puede ser algo muy beneficioso para los niños asesores.

Es importante identificar cuántos motores tienen y en base a ello, criarlos.

En general, a los niños asesores no hay que decirles qué es lo que tienen que hacer, simplemente hay que acostumbrarlos al hecho de reaccionar. Los niños asesores tienen un don impresionante. Si es bien guiado (tarea nada fácil), será un adulto excepcional.

Escribe en los comentarios si tienes un hijo asesor o conoces a algún niño asesor y cómo ha sido tu convivencia con él.

Tips para planear el futuro de tu empresa.

Ya hablamos de lo importante que es analizar el presente, aprender del pasado y planear el futuro de nuestra empresa. Si no has leído el blog, aquí te lo dejamos.

Normalmente, cuando comenzamos un proyecto, lo único que pensamos es en corto plazo y dejamos de lado el mediano y largo plazo. Es por ello que el día de hoy, quiero darte algunos tips que te pueden ser de gran ayuda al momento de planear el futuro de tu empresa. La planificación lo es todo al momento de crear cualquier proyecto, y sin ella, muy probablemente tengamos un impacto negativo en nuestro proyecto o empresa.


*Pensar constantemente en el futuro.

Esto es indispensable, pues no podemos limitarnos a enfocarnos en el presente, sin tener ningún plan  a mediano y largo plazo, ya que este sirve para marcar nuestra trayectoria y la empresa pueda tomar dirección. Obviamente, existirán obstáculos en el camino y tendremos que girar en una u otra dirección en función de cómo responda y evolucione el mercado al que nos dirigimos. Pero siempre, el tener un plan a futuro, nos servirá para saber hacia dónde vamos y qué herramientas utilizaremos para llegar a nuestro objetivo.

*Involucrar al equipo.

Una vez que tu plan está armado y tienes la visión definida, es importante comunicarlo al equipo de trabajo y asegurarse de que todos estén en la misma sintonía. Es vital también, escuchar las opiniones de los integrantes del equipo, pues mientras más los involucremos, mejores serán los resultados y más sólido será el equipo.

*Revisa tus planes periódicamente.

Como ya lo dijimos, el mercado está en constante evolución, y tu empresa tiene que estar de la misma manera. Por ello es importante, revisar nuestros planes al menos, una vez al año y de ser necesario, realizar cambios.

*Detectar nuevas oportunidades.

Ya tenemos nuestro plan establecido, ya lo revisamos y probablemente no requiere ningún cambio por ahora, pero no por eso vamos a olvidarnos de estar alerta a las nuevas oportunidades que puedan surgir, principalmente en esta era digital, en donde todo es un cambio constante y hay que reinventarse periódicamente. El detectar oportunidades y estar listos para tomarlas, será un arma poderosa y vital para el desarrollo y solidez de tu empresa.

Analiza el presente, aprende del pasado y planea el futuro de tu empresa.

Presente

Vivir el presente es el mayor regalo que nos podemos dar a nosotros mismos, y también a nuestra empresa. Concentrarnos en lo que está sucediendo ahora mismo, nos ayuda a tener un mejor enfoque y un objetivo más claro de a dónde queremos llegar y qué herramientas podemos utilizar para lograrlo. Además de que nos crea esta plena conciencia de estar alertas a cualquier tipo de acontecimiento.

Pasado

Igual de importante, es aprender de los errores y aciertos que hemos tenido. Tenemos que estar conscientes que no todos los aciertos obtenidos, van a funcionar de igual manera siempre, pues el mundo está en constante movimiento. Por ello es de suma importancia que nuestra empresa evolucione de acuerdo a las situaciones que se van dando.

Olvidarnos de los errores cometidos, o peor aún, ni siquiera saber cuáles fueron, es algo que sin duda, nos puede llevar a la ruina y por el camino incorrecto.

Debemos enfocarnos en aprender constantemente para actuar de manera más efectiva.

Futuro

Cuando hablamos de planear el futuro de la empresa, es aquí donde incorporamos lo aprendido en el pasado y el análisis que hacemos en el presente, para de esta manera reinventarse de acuerdo a las nuevas condiciones que se vayan presentando en el camino. Esta reinvención, genera empresas capaces de desafiar los obstáculos que se presenten y de tener un equipo de trabajo mucho más sólido y preparado.

Se considera que una empresa que aprende “es aquella que está en constante aprendizaje, que  genera,  incorpora,  utiliza,  comparte  y  distribuye  conocimientos, detecta  sus incapacidades  o  limitaciones  para  aprender  y  las  soluciona,  saca provecho  de  sus errores, aprende  de  las  experiencias  y  prácticas  propias  y  de otras empresas, está dispuesta a dar respuestas a los cambios y necesidades de la sociedad, comprometida con la mejora continua y capaz de autoevaluarse y de ser evaluada externamente” (Fernández Gatti, 2007, p. 10)

¡Cuéntanos cuál de estos 3 es la mayor fortaleza de tu empresa y cuál necesitas trabajar!

¿Qué aportan las 12 cualidades a mi equipo de trabajo?

Como vimos en el artículo 12 cualidades que debe tener tu equipo para ser funcional, existen 12 cualidades esenciales que debe tener tu equipo de trabajo para ser funcional.

Tener estas cualidades, hace que tu equipo sea más estable, eficaz y competitivo. Cada persona del equipo aportará sus habilidades en el negocio y traerá a la mesa los ingredientes necesarios para que el equipo reclute y retenga el talento, tenga los recursos y la visión para echar a andar la estrategia, pueda planear y administrar, promover y vender el producto, así como aprender del pasado y supervisar lo sucedido. A continuación te presentamos las capacidades que aportan a tu equipo de trabajo cada una de las 12 cualidades.

Implementación y ventas.

Al tener este ingrediente en tu equipo de trabajo, el equipo tendrá la capacidad de mostrar un producto y venderlo. Además de contar con la creatividad para implementar estrategias y procesos.

Visión.

Con esta cualidad, el equipo sabrá cuál es la dirección del negocio y en dónde es que debe invertirse el dinero y el uso de otros recursos.

Cultura organizacional.

El equipo puede organizar la operación y crear patrones que lleven al éxito de las interacciones, mediante la consistencia.

Planeación.

Al adquirir esta habilidad, el equipo tendrá la capacidad de crear planes de trabajo, prever el uso de recursos, tener a las personas adecuadas haciendo el trabajo correcto, entender al mercado y los clientes para asegurar el éxito futuro.

Relaciones públicas.

Esta cualidad le da al grupo la capacidad de promover el trabajo del equipo y atraer la atención necesaria. Puede pararse delante de los demás, vender la visión del negocio, armar un equipo y demostrar cómo funcionan los productos.

Contabilidad.

Un equipo de trabajo con este ingrediente puede hacer análisis de datos que permite entender si la organización está haciendo dinero o no. Pueden llevar el registro de los resultados, interpretarlos, aprender y darles seguimiento a través del tiempo.

Capacidad.

Permite generar, atraer y recibir recursos (humanos, monetarios o insumos necesarios) que ayudan a hacer un negocio próspero. Es el motor para iniciar un negocio. 

Confiabilidad.

Este ingrediente, nos permite hacer a un equipo cohesivo y confiable. Provoca una sensación de conexión, confianza, seguridad y consistencia entre los miembros.
Es la habilidad para atraer a los integrantes a convertirse en un mismo equipo.

Compromiso.

Tener este ingrediente ayuda a que el grupo se comprometa con un objetivo común y lo alcance. Facilita que todos estén en “el mismo canal”,y tengan un sentido de lealtad y pertenencia.

Administración.

Esta cualidad, nos permite tener la capacidad de poner en acción un plan, organizar y asegurar que cada uno cumple con su rol y hace lo necesario. Arma las cadenas de mando, políticas y manuales en un negocio para hacerlo más eficiente.

Supervisión.

Al tener este ingrediente en el equipo, se aporta la capacidad de  poder “ver desde arriba” la operación completa, asegurarse que todo opera como debe de ser y que las cosas sucedan. 

Coordinación.

Cuando un equipo tiene coordinación, se estabiliza y se cohesiona. El grupo está presente, listo para trabajar y enfocando en la tarea. Hay armonía en el grupo y es capaz de adaptar un producto al mercado según las necesidades.

Como puedes ver, el contar con estas cualidades, otorgan al equipo capacidades enfocadas al crecimiento y eficacia del mismo que aseguran el éxito de la compañía.

¿Crees que tu equipo cuenta con todas las cualidades? Escríbelo en los comentarios.