Menu
11 septiembre 2020   coaching

Tips para hablar en público.

Audi Velazquez escrito por:

Hablar en público no es cosa fácil para la mayoría de las personas que habitamos el planeta. Pues según estudios, el 75% de la población mundial padece algún miedo al hablar frente a un público. Y la verdad, es algo que no podemos evitar, pues alguna vez en la vida, nos veremos en la necesidad de hacerlo. Ya sea frente a una gran cantidad de personas o frente a nuestros compañeros del trabajo, clientes, o jefes, hablar en público es esencial para desarrollarse en el mundo laboral. Por esta razón, en Human API creemos que es importante facilitarte algunas herramientas que te puedan ayudar a controlar ese pánico de hablar frente a un público.

¿Qué nos sucede al hablar en público?

El miedo a hablar en público produce diversos efectos desagradables que pueden llegar a afectar los resultados de nuestras presentaciones, exámenes o discursos.

Los síntomas más habituales son: poca claridad mental, temblores de voz, temblores de manos, sudoración, tartamudeos, entre otros…

¡No te preocupes! todo tiene solución, presta atención a los tips que te presentamos a continuación, llévalos a la práctica y nota cómo poco a poco tu habilidad para hablar en público mejora. Recuerda existen un sinfín de habilidades que podemos mejorar con la práctica. Aquí te dejamos un blog para que descubras más.

-No juzgarse. 

Lo importante no es la persona, sino el discurso. Seguramente el público, ni siquiera va a observar o evaluar al orador, lo que ellos harán, será escuchar un discurso. Por ello, lo importante es lo que se transmita y aporte al público.

-Ignorar los nervios.

Es normal sentir nervios. El organismo se activa por medio del aumento del ritmo cardíaco, sudor en las manos, temblor, etc. No pasa nada, simplemente el organismo se está activando para poder hacer frente a un desafío. El ritmo cardiaco aumenta porque nuestro corazón bombea más rápido para mandar sangre a todo el cuerpo y la respiración se acelera para proporcionar oxígeno. Nuestro cuerpo se está preparando para un desafío, no tiene caso prestarle atención extra a estos síntomas, no nos enfoquemos en ello.

-Aprender técnicas de respiración y relajación.

Nada mejor que aplicar técnicas de respiración y relajación cuando nos sentimos abrumados. Esto es algo que podemos hacer 5 minutos antes de comenzar a hablar. La técnica 4-7-8 es muy efectiva: Inhalas por 4 segundos, mantienes el aire por 7 segundos y exhalas por 8 segundos. Realizar esto entre 4 y 8 ciclos, será de mucha ayuda. Una técnica más sencilla, es la respiración Sama Vritti, en donde vamos a inhalar por 5 segundos y exhalar por 5 segundos. Si conoces alguna técnica de meditación, no dudes en aplicarla.

-Visualizar.

Algunas veces el cerebro puede no distinguir entre la realidad y la imaginación. El poder de la mente es muy grande, por ello es bueno imaginarnos a nosotros mismos (con el mayor detalle posible) hablando frente a la audiencia, dominando el tema, seguros y hablando fluidamente. Probablemente esto nos suene raro, pero es realmente eficaz.

-Dominar el tema.

Conocer a fondo el tema del que vamos a hablar nos da una mayor confianza, por ello es importante que estudiemos bien y tengamos amplio conocimiento del tema que se hablará en público.

-Ser natural.

Ser nosotros mismos nos puede hacer sentir mucho más cómodos e incluso podemos llegar a tener una mejor interacción con el público. Utilizar un vocabulario comprensible con el que nos sintamos cómodos, mantener nuestra esencia y hasta nuestro sentido del humor puede ser muy favorable para nosotros.

Como puedes ver, realmente son muchas las herramientas que podemos utilizar para controlar nuestros nervios. Recuerda: es normal sentir nervios, pero no hay que permitirnos paralizarnos o que esto se convierta en una verdadera pesadilla.

Cuéntanos en los comentarios tú cómo has manejado tu miedo al hablar en público.