Menu
1 septiembre 2020   coaching

Tips para trabajar bajo presión.

Audi Velazquez escrito por:

No es un secreto que vivimos en un mundo sumamente competitivo. Pues actualmente, no basta con tener un título universitario. Más allá de la experiencia académica que se pueda tener, ahora las empresas también buscan a profesionales que sean capaces de adaptarse a los cambios, soportar el estrés y trabajar bajo presión.

Por otro lado, también es cierto que no todas las personas “funcionamos igual”. No todos tenemos la capacidad de trabajar bajo presión y mantener un mismo ritmo de eficiencia. Sin embargo, podemos aprender a gestionar el estrés y tener una mejor organización tanto en nuestra vida personal como laboral para cumplir los objetivos.

Expertos en recursos humanos, opinan que trabajar bajo presión puede optimizar la actividad de la persona y gracias a esto, aumentar su productividad. Sin embargo, sabemos que no todos somos iguales y si la persona no puede soportar este ritmo de trabajo, su nivel de estrés y cansancio aumentará y su rendimiento disminuirá.

Es por ello que en Human API  nos dimos a la tarea de reunir tips que te pueden ser muy útiles a la hora de trabajar bajo presión.

-Prioriza.

Es muy importante distinguir qué cosas son importantes y para “pronta entrega” y cuáles pueden esperar tal vez un poco más. Para de esta manera, siempre comenzar a trabajar en lo importante.

-Organizar el tiempo.

Una vez que priorizaste tus tareas, puedes organizar el tiempo de una mejor manera. Te recomendamos realizar las cosas importantes en la mañana, cuando la creatividad y productividad son mayores.

-Escribir recordatorios.

Utilizar una agenda te resultará maravilloso. Puedes anotar en ellas todos los pendientes que tienes y organizarlos por día. También, una muy buena idea es ocupar Post it para escribir las tareas más importantes del día o semana y tenerlos a la vista. Una vez realizada dicha tarea, nos podemos deshacer del Post it. O incluso, si eres un crack en la tecnología, un recordatorio en el celular para esa tarea importante que tienes que realizar, es una opción perfecta.

-Delegar.

Una herramienta muy importante y que por alguna extraña razón, pocas veces hacemos uso de ella. Apóyate de tus compañeros de trabajo, recuerda que el trabajo en equipo divide el trabajo y multiplica resultados.

-Organización.

Y no solo en el tiempo, sino también en tus actividades, en tu área de trabajo y hasta en los archivos de tu computadora. El saber en dónde están las cosas, qué tareas se tienen que realizar, tener un horario para realizarlas y el simple hecho de no tener contaminación visual, te hará sentir paz y te aseguro que ahorrarás muchísimo tiempo.

– Descansa.

Asegúrate de dormir al menos 7 horas diarias. Tu salud siempre será lo más importante. Disfruta de los descansos para balancear tu vida y esto se pueda ver reflejado en tu productividad y eficacia laboral, pues sin duda el buen descanso repercutirá en tu estado de ánimo y te ayudará a tener un mejor manejo de emociones. Date la oportunidad de desconectarte completamente de la oficina cuando estés descansando.

-Realiza actividades físicas.

La presión causa tensión. Por ello es muy importante realizar ejercicio antes o después de tu jornada laboral, pues te permitirá liberar tensión, distraer tu mente y tener una mejor salud física y mental.

-Haz ejercicios de relajación.

Los ejercicios de respiración y la meditación ayudan muchísimo a mantener el control, relajarte y enfocarte. No dudes en hacerlos cuando sea necesario, incluso si estás a la mitad de un trabajo.

Como ves, es posible trabajar bajo presión si sabemos hacer uso de herramientas que ya tenemos, pero tal vez no hemos puesto en práctica. Es muy importante tener un balance en nuestra vida profesional y personal para rendir de manera adecuada y eficaz.

Cuéntanos en los comentarios cuáles son los métodos que ocupas para lograr trabajar bajo presión.